Cómo preparar una tarta de queso sin horno

Ingredientes:

  • 200 gr de galletas de tipo Digestive
  • 100 gr de mantequilla
  • 500 gr de queso crema
  • 200 ml de leche condensada
  • Zumo y ralladura de 1 limón
  • 50 gr de azúcar glas

Preparación:

1. Triturar las galletas hasta conseguir una textura de arena fina. Mezclar con la mantequilla derretida y con ayuda de una cuchara de madera, amasar con la mezcla.

2. Verter la mezcla en un molde desmontable y aplastar la base hasta conseguir una superficie compacta.

3. En un bol colocar el queso crema junto con la leche condensada, el zumo y la ralladura de limón. Mezclar bien con una varilla de mano.

4. Verter la mezcla del paso 3 sobre la base del molde y añadir el azúcar glas.

5. Dejar reposar en la nevera durante un mínimo de 4 horas.

6. Servir la tarta de queso con leche condensada y limón sin necesidad de hornear.

Cómo utilizar la leche condensada para preparar la tarta de queso

La leche condensada es un ingrediente esencial para preparar una deliciosa tarta de queso con limón, ya que aporta los nutrientes necesarios para mejorar el sabor y la textura de la receta. Esta leche se produce al hervir la leche normal y luego concentrando el líquido hasta que se reduce a la mitad. Esta reducción a la mitad es la que proporciona a la leche condensada su característica consistencia pegajosa y su intenso sabor dulce.

Es importante destacar que la leche condensada se usa tanto para preparar la base de la tarta de queso como para preparar el relleno. Para preparar la base de la tarta, se debe mezclar la leche condensada con la harina, el azúcar, el polvo de hornear, la sal y la mantequilla. Esta mezcla se debe batir hasta conseguir una masa homogénea y luego se debe extender en la base de un molde desmoldable para hornear. Para preparar el relleno, se debe mezclar la leche condensada con el queso crema, los huevos, el zumo de limón y la ralladura de limón. Esta mezcla se debe verter sobre la base de la tarta y luego hornear durante aproximadamente 20 minutos.

Leer  ¡Haz tu propia tarta de Playmobil!

La leche condensada es un ingrediente versátil y rico en nutrientes, por lo que es ideal para agregar a muchos platos. Esta leche se puede usar para preparar una variedad de recetas, desde tartas hasta postres. Su sabor dulce y su consistencia pegajosa le proporcionan a la tarta de queso con limón un sabor y una textura únicos que harán que cualquier persona se deleite con esta receta.

Cómo utilizar el limón para preparar la tarta de queso sin horno

El limón es un ingrediente esencial para preparar una deliciosa tarta de queso sin horno. Esta fruta cítrica aporta un toque de acidez al dulce sabor de la leche condensada y enriquece el sabor de la tarta. El limón también es una excelente fuente de vitamina C, lo que ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.

Para preparar la tarta de queso con limón, se debe mezclar la leche condensada con el queso crema, los huevos, el zumo de limón y la ralladura de limón. Esta mezcla se debe verter sobre la base de la tarta y luego refrigerar durante aproximadamente 4 horas. La combinación del zumo de limón con la ralladura de limón le aporta a la tarta un sabor único y ácido que la hace aún más deliciosa.

Además de proporcionar sabor a la tarta de queso, el limón también se puede usar para decorar la superficie de la tarta. Para ello, se debe exprimir un limón para obtener el zumo y luego mezclarlo con un poco de azúcar para obtener una glasa. Esta glasa se debe esparcir por la superficie de la tarta para aportarle un brillo único.

Leer  Cocina con Bob Esponja: Tartas

El limón es un ingrediente versátil que se puede usar para preparar una variedad de recetas dulces y saladas. Esta fruta cítrica es una excelente adición para cualquier receta que requiera un poco de acidez, como la tarta de queso con limón. El sabor ácido del limón se combina perfectamente con el dulce sabor de la leche condensada para crear una tarta sin horno que deleitará a todos los amantes de los postres.

Ingredientes

Para preparar esta tarta de queso con leche condensada y limón sin horno necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 1 lata de leche condensada de 395 gramos
  • 200 gramos de queso crema
  • 200 gramos de queso Philadelphia
  • 150 ml de nata para montar
  • 2 cucharadas de ralladura de limón
  • 3 cucharadas de zumo de limón
  • 1 paquete de galletas sin azúcar

Preparación

Empezamos con la preparación de esta tarta de queso con leche condensada y limón sin horno. Para ello, ponemos la lata de leche condensada en un bol junto con el queso crema y el queso Philadelphia. Mezclamos bien con una varilla hasta obtener una crema homogénea.

A continuación, añadimos la nata para montar, la ralladura de limón y el zumo de limón. Mezclamos bien.

Trituramos las galletas sin azúcar en una picadora hasta obtener una masa fina.

En un molde para tartas untamos con mantequilla y cubrimos con la masa de galletas. Repartimos la mezcla de queso sobre la base de galletas y alisamos con una espátula.

Dejamos reposar en la nevera durante al menos 4 horas antes de servir.

Hola, soy Teresa Romero, la apasionada repostera y creadora del blog Pastelería Santa Teresa. Desde mi infancia, me he sentido atraída por el mundo de la repostería y he pasado innumerables horas en la cocina, experimentando con sabores, texturas y técnicas culinarias. Esta pasión por la repostería me ha llevado a crear mi propio rincón en línea, donde comparto mis recetas favoritas, trucos y consejos para que todos puedan disfrutar de deliciosos postres caseros.

Deja un comentario