Deliciosa Tarta de Abuela con Leche Condensada

Ingredientes

  • 1 lámina de masa quebrada
  • 150 gr de mantequilla
  • 6 huevos
  • 500 gr de leche condensada
  • 1 cucharadita de canela
  • Ralladura de limón
  • Una pizca de sal

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 180ºC.
  2. Forramos un molde de tarta con la lámina de masa.
  3. En un bol, mezclamos la mantequilla con los huevos y la leche condensada.
  4. Añadimos la canela, la ralladura de limón y la sal.
  5. Vertemos la mezcla sobre la base de la tarta y horneamos durante 40 minutos.
  6. Dejamos enfriar y servimos.

Beneficios nutricionales de la leche condensada

La leche condensada es un ingrediente clave en la tarta de la abuela. Esta particular leche es un alimento rico en nutrientes que ofrece muchos beneficios para la salud. Está hecha de leche entera pasteurizada, azúcar y una pequeña cantidad de un agente estabilizante, como el ácido cítrico. El índice glucémico de la leche condensada es bastante alto, lo que significa que el azúcar se absorbe y se libera rápidamente en la sangre. Esto podría ser un inconveniente para los diabéticos, pero para aquellos que no tienen problemas de salud relacionados con los alimentos, la leche condensada puede ser una excelente fuente de energía.

Además de las calorías adicionales, la leche condensada ofrece algunos nutrientes. Contiene calcio, hierro, magnesio, potasio y vitamina A. La leche condensada también es una buena fuente de proteínas, que contribuyen al crecimiento y desarrollo adecuado. Estas proteínas también pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, ya que ayudan a mantener el colesterol bajo.

Otro beneficio de la leche condensada es que es una fuente de grasas saludables. Esta leche contiene grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, que son ácidos grasos esenciales necesarios para la salud general. Estas grasas saludables ayudan a reducir el colesterol alto y el riesgo de enfermedades cardiovasculares. La leche condensada también contiene ácidos grasos omega-3, lo que contribuye a una mejor función cerebral y a una función inmunológica mejorada.

Leer  Tarta de Chuches de Patrulla Canina

Además, la leche condensada es una excelente fuente de vitaminas B, como el folato, la riboflavina, la niacina, la tiamina y la vitamina B12. Estas vitaminas son importantes para el metabolismo de los carbohidratos, proteínas y grasas, lo que contribuye al funcionamiento adecuado del cuerpo. Estas vitaminas también ayudan a prevenir la anemia, la disminución de la memoria, la fatiga y otros problemas de salud.

La leche condensada también contiene minerales esenciales para el cuerpo, como el calcio, el magnesio, el hierro y el fósforo. Estos minerales son importantes para la salud ósea, la salud cardiovascular y el funcionamiento adecuado del sistema nervioso. Estos minerales también ayudan a mantener niveles saludables de líquidos en el cuerpo, lo que contribuye a una mejor digestión.

Cómo preparar la leche condensada para la tarta de la abuela

La leche condensada es un ingrediente clave para preparar una deliciosa tarta de la abuela. Esta leche es un alimento rico en nutrientes que ofrece muchos beneficios para la salud. Es muy fácil de preparar y te permitirá disfrutar de esta tarta casera con todos sus beneficios nutricionales.

Lo primero que debes hacer para preparar la leche condensada es hervir una lata de leche entera. La leche debe hervir a fuego lento durante aproximadamente una hora para reducir su volumen a la mitad. Una vez que la leche se haya reducido a la mitad, agregue una taza de azúcar y mezcle bien hasta que se disuelva. Después de esto, agregue una cucharada de ácido cítrico para ayudar a estabilizar la mezcla.

Una vez que la mezcla de leche condensada esté lista, debe dejarse enfriar antes de usarla para preparar la tarta de la abuela. Luego, debe agregarse a la masa de la tarta. Se recomienda usar una masa hecha a partir de harina, mantequilla, huevos, azúcar y sal para obtener el mejor sabor.

Leer  ¡Prepárate la Tarta del Rey León!

A continuación, se debe agregar el relleno de la tarta de la abuela. Esto se puede hacer mezclando la leche condensada, una taza de nueces, una taza de pasas y una cucharada de canela. Esta mezcla debe agregarse a la masa y debe dejarse enfriar durante una hora antes de hornear.

Una vez que la tarta esté lista para hornear, debe hornearse a una temperatura de 350°F durante aproximadamente 25 a 30 minutos. Se recomienda verificar el horneado con un palillo para asegurarse de que la tarta esté completamente horneada. Una vez que la tarta esté lista, se puede decorar según los gustos personales. Después de esto, estará lista para disfrutar de una deliciosa tarta de la abuela con leche condensada.

Ingredientes para decorar la tarta de la abuela con leche condensada

Si quieres hacer una tarta de la abuela con leche condensada, necesitarás los siguientes ingredientes para decorarla:

  • Chocolate negro para derretir
  • Leche condensada para cubrir la tarta
  • Chocolate blanco para crear los dibujos
  • Azúcar para mezclar con el chocolate blanco
  • Un palo para dibujar los patrones

Para preparar el chocolate derretido, simplemente introduce el chocolate negro en un bol con agua hirviendo. Para cubrir la tarta con la leche condensada, necesitarás una cuchara y una cuchara para mezclar. Elabora una mezcla con el chocolate blanco y el azúcar, y úsala para crear los dibujos sobre la tarta. El palo te ayudará a hacer patrones sobre el chocolate blanco. ¡Disfruta de tu tarta de la abuela con leche condensada!

Hola, soy Teresa Romero, la apasionada repostera y creadora del blog Pastelería Santa Teresa. Desde mi infancia, me he sentido atraída por el mundo de la repostería y he pasado innumerables horas en la cocina, experimentando con sabores, texturas y técnicas culinarias. Esta pasión por la repostería me ha llevado a crear mi propio rincón en línea, donde comparto mis recetas favoritas, trucos y consejos para que todos puedan disfrutar de deliciosos postres caseros.

Deja un comentario