Deliciosos Postres con Pan Duro y Leche Condensada

Ingredientes

  • 3 rebanadas de pan duro
  • 1 lata de leche condensada
  • 1 taza de leche
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • 1 taza de nueces picadas

Preparación

  1. Tritura el pan duro en un recipiente hasta obtener una consistencia como la de la harina.
  2. En una sartén a fuego medio, calienta la mantequilla y mezcla con el pan triturado hasta que se forme una masa.
  3. Agrega la leche condensada, la leche, el azúcar y la canela en polvo. Revuelve hasta que se obtenga una masa homogénea.
  4. Añade las nueces picadas y remueve bien.
  5. Extiende la masa en un molde de hornear engrasado.
  6. Hornea a 200 grados Celsius durante 15-20 minutos.
  7. Una vez listo, retíralo del horno y deja enfriar.

Servicio

Una vez frío, puedes servir el postre con pan duro y leche condensada con una bola de helado de vainilla.

Cómo preparar un postre con pan duro y leche condensada

Para preparar este postre necesitarás los siguientes ingredientes: pan duro, leche condensada, azúcar morena, huevos, esencia de vainilla, mantequilla y aceite de oliva. La preparación es sencilla y no requiere mucho tiempo.

Comienza por tostar el pan duro. Para ello, pon una sartén a fuego medio con el aceite de oliva y coloca el pan duro en la sartén. Cuando esté dorado por un lado, vuelve el pan para que dore por el otro lado. Una vez que esté listo, saca el pan de la sartén y átalo con un hilo de cocina. Esto asegurará que se mantenga unidos algunos trozos si quieres desmenuzar el pan.

Ahora viene la parte dulce. En un cuenco mezcla la leche condensada con el azúcar morena, los huevos y la esencia de vainilla. Bate todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea.

Leer  Mejor Nata para Montar: ¡Conoce Tu Opción Ideal!

A continuación, coloca el pan en un plato de servicio y vierte la mezcla de leche condensada, huevos, azúcar morena y esencia de vainilla. Decora el postre con un poco de mantequilla y luego hornea a 180 grados durante 20 minutos.

Para servir, retira el postre del horno y deja enfriar durante unos minutos antes de servir. Si lo deseas, puedes decorar con frutas frescas para añadir un toque de color.

Consejos para preparar un postre con pan duro y leche condensada

Lo primero que debes hacer para preparar un postre con pan duro y leche condensada es tostar el pan. Para ello, calienta una sartén con aceite de oliva y cuando esté caliente, coloca el pan en la sartén. Deja que se dore por un lado y luego vuelve el pan para que se dore por el otro lado. Una vez que esté listo, átalo con un hilo de cocina para mantener juntos los trozos de pan.

Luego, prepara la mezcla de leche condensada, huevos, azúcar morena y esencia de vainilla. Esta mezcla debe batirse hasta obtener una mezcla homogénea.

Coloca el pan en un plato de servicio y vierte la mezcla de leche condensada, huevos, azúcar morena y esencia de vainilla. Para un toque final, decora el postre con un poco de mantequilla y hornea a 180 grados durante unos 20 minutos.

Un truco para que el postre quede perfecto es dejarlo enfriar durante unos minutos antes de servirlo. Esto ayudará a que la mezcla se asiente mejor y el postre quede más sabroso. También puedes añadir frutas frescas para decorar el postre y darle un toque de color.

Leer  ¿Qué es mejor: Harina de Fuerza o Harina de Repostería?

Postres con pan duro y leche condensada: una receta fácil

¿Estás buscando un postre sencillo pero delicioso que hacer con lo que tienes en la cocina? ¡Esta receta es para ti! Utilizando los ingredientes básicos del pan duro y la leche condensada, ¡crearás un postre fácil y delicioso!

Ingredientes:

– Pan duro
– Leche condensada
– Azúcar
– Canela
– Mantequilla

Instrucciones:

1. Precalienta el horno a 350°F (180°C).

2. Corta el pan duro en rebanadas delgadas.

3. Pinta cada rebanada con mantequilla y espolvorea con una mezcla de azúcar y canela.

4. Coloca las rebanadas en una bandeja para hornear.

5. Hornea durante 10 minutos o hasta que las rebanadas de pan estén doradas.

6. Mientras tanto, calienta la leche condensada en una cacerola a fuego lento.

7. Sirve las rebanadas de pan calientes con la leche condensada.

¡Y listo! ¡Un postre delicioso hecho con pan duro y leche condensada! Prueba mezclar algunos otros ingredientes para darle un toque especial. ¡Disfruta!

Hola, soy Teresa Romero, la apasionada repostera y creadora del blog Pastelería Santa Teresa. Desde mi infancia, me he sentido atraída por el mundo de la repostería y he pasado innumerables horas en la cocina, experimentando con sabores, texturas y técnicas culinarias. Esta pasión por la repostería me ha llevado a crear mi propio rincón en línea, donde comparto mis recetas favoritas, trucos y consejos para que todos puedan disfrutar de deliciosos postres caseros.

Deja un comentario