Receta de Tarta de Manzana: Masa Quebrada y Compota

Ingredientes para la tarta de manzana con masa quebrada y compota

  • 4 manzanas
  • 100 gramos de azúcar
  • 2 cucharadas de canela
  • 1/2 cucharadita de jengibre
  • 200 gramos de masa quebrada
  • 50 gramos de mantequilla
  • 3 cucharadas de compota de manzana

Preparación de la tarta de manzana con masa quebrada y compota

  1. Precalentar el horno a 180°C.
  2. Pelar y cortar las manzanas en rodajas finas.
  3. En un recipiente mezclar el azúcar, la canela y el jengibre.
  4. Agregar las rodajas de manzana al recipiente y mezclarlas con el azúcar, la canela y el jengibre.
  5. Colocar la masa quebrada en un molde para tartas y presionar con los dedos para formar la base de la tarta.
  6. Verter el contenido del recipiente con las manzanas sobre la masa quebrada.
  7. Cortar la mantequilla en trozos pequeños y distribuirlos por encima de la tarta.
  8. Extender la compota de manzana sobre la tarta.
  9. Hornear durante aproximadamente 30-35 minutos.
  10. Dejar enfriar antes de servir.

Cómo preparar la masa quebrada para la tarta de manzana

La masa quebrada es un ingrediente clave para una tarta de manzana perfecta. Esta receta rápida y fácil te ayudará a preparar la masa quebrada necesaria para tu tarta.

Lo primero que necesitas para preparar la masa quebrada para la tarta de manzana es: 225 gramos de harina de todo uso, 100 gramos de mantequilla fría y cortada en cubitos, y una pizca de sal.

En primer lugar, mezcla la harina con la sal en un tazón. Luego, agrega la mantequilla fría y cortada en cubitos y mezcla todo con la ayuda de una picadora hasta que obtengas una mezcla con la consistencia de migajas.

Leer  Cómo hacer Tarta de Queso al estilo Pedroche con Thermomix

Una vez que hayas conseguido la mezcla adecuada, agrega un poco de agua fría para que la masa se una. Amasa un poco la masa con la ayuda de un rodillo hasta que tenga la consistencia deseada.

Ahora, envolver la masa quebrada con una bolsa de plástico y dejarla reposar en la nevera durante al menos 30 minutos. Esto ayudará a que la masa tome la consistencia adecuada.

Una vez que la masa se haya reposado lo suficiente, es el momento de estirarla. Estira la masa con un rodillo hasta que tenga un grosor de aproximadamente 5 mm. Luego, con la ayuda de una espátula, coloca la masa estirada sobre un molde para tartas.

Por último, presiona bien los bordes de la masa para que quede bien adherida al fondo del molde, corta los excesos con un cuchillo y hornea a 170ºC durante 15 minutos.

Cómo preparar la compota para la tarta de manzana

La compota casera es uno de los ingredientes principales para preparar una tarta de manzana perfecta. Esta receta fácil y deliciosa te ayudará a preparar la compota necesaria para tu tarta.

Lo primero que necesitas para preparar la compota casera para la tarta de manzana es: 500 gramos de manzanas, 150 gramos de azúcar, 5 cucharadas de agua, 1 limón, 1 vaina de vainilla, 1 cucharada de canela en polvo y 25 gramos de mantequilla.

En primer lugar, lava bien las manzanas y córtalas en trozos pequeños. Luego, coloca los trozos de manzana en una cacerola junto con el agua, el azúcar, el jugo de limón, la vaina de vainilla y la canela.

Leer  Deliciosa Tarta de Almendras y Merengue

Calienta la mezcla a fuego lento y deja que se cocine durante 15 minutos. Remueve de vez en cuando para que la mezcla no se pegue al fondo de la cacerola.

Una vez que la mezcla esté cocida, agrega la mantequilla y mézclala bien con la ayuda de una cuchara de madera. Deja que la mezcla se cueza durante otros 5 minutos.

Ahora, apaga el fuego y deja que la compota se enfríe. Una vez que la compota esté fría, tritúrala con una batidora hasta conseguir una mezcla homogénea.

Ya tienes lista la compota para la tarta de manzana. Utilízala directamente sobre la masa quebrada horneada o para rellenar una tarta de manzana. Disfruta de tu tarta de manzana con compota casera.

Consejos para la decoración de tu tarta de manzana con masa quebrada y compota

  • Antes de empezar, asegúrate de tener todos los ingredientes a mano para no correr el riesgo de quedarte sin nada a medio camino.
  • Para decorar tu tarta, usa frutas frescas y naturales. Te recomendamos rodajas de manzana, frambuesas o moras.
  • También puedes usar trozos de nueces o almendras con los que harás una jaula para tu tarta.
  • La combinación de la masa quebrada, la compota y las frutas le dará un toque único y especial a tu tarta.
  • Por último, para darle un toque de glamour, añade un poquito de azúcar glass por encima de la tarta.

Hola, soy Teresa Romero, la apasionada repostera y creadora del blog Pastelería Santa Teresa. Desde mi infancia, me he sentido atraída por el mundo de la repostería y he pasado innumerables horas en la cocina, experimentando con sabores, texturas y técnicas culinarias. Esta pasión por la repostería me ha llevado a crear mi propio rincón en línea, donde comparto mis recetas favoritas, trucos y consejos para que todos puedan disfrutar de deliciosos postres caseros.

Deja un comentario